domingo, 2 de octubre de 2011

Pérdida de perspectiva

Tras otro fin de semana sin poder trabajar como nos gustaría y haber escuchado al presidente de Osasuna en las últimas fechas, cada vez tengo más claro porqué pasan algunas cosas en el fútbol y en mi equipo. Me quedo con dos reflexiones de Izco, "No te olvides que los goles los meten los futbolistas" y "La decisión de las radios no es una cosa de Osasuna". A esto le sumo un comentario, medio en broma, medio en serio, de una persona del club diciendo que las radios no sacan fotos del patrocinador de los clubes en la camiseta.
Y mi conclusión es que el fútbol no se ha dado cuenta de que ha perdido el norte. El otro día, me decía una amiga que para que una empresa funcione hay que tener claros los conceptos, incluso escribirlos para no perderlos nunca de vista. Bueno, pues el fútbol se ha olvidado de eso, ha olvidado quiénes son los realmente importantes en el negocio... LOS AFICIONADOS. Sin embargo, el fútbol ha decidido que las televisiones y los futbolistas son sus objetivos prioritarios.
"No te olvides que los futbolistas son los que meten los goles". Afirmación de Izco tras recordarle que cuando las cosas vayan mal, habrá quien pida remar unidos. Y esa afirmación constata su pérdida del objetivo. Sí, los futbolistas meten los goles... ¿como en Barcelona con 8-0 en contra? La respuesta seguida en Twitter del club fue: "Os necesitamos a todos en el Sadar". Si los goles los meten los futbolistas...
No, y mil veces no. Demostrado queda que los futbolistas van y vienen y los clubes siguen en pie. Es más, si quitamos (pongo un ejemplo al azar) a Calleja de la plantilla y gastamos su ficha en un plan de comunicación en condiciones y dar oportunidad a poner ideas en marcha a la gente de prensa, seguramente la afición estará mejor vinculada al equipo, habrá una masa social mayor y quizás entonces podamos encontrar un sponsor para el frontal de la camiseta (única preocupación para alguno).
"La decisión sobre las radios no es una cosa de Osasuna". El club, no el nuestro, todos, han perdido la capacidad de decisión sobre cuestiones fundamentales, como es el caso, por ejemplo, de los horarios de los partidos. La televisión manda. Viejo dicho que está pervirtiendo este negocio. La televisión paga, pero sólo es una herramienta, poderosa, pero sólo herramienta del fútbol. Sin embargo, ahora mismo ha dejado de ser eso para ser parte de la esfera ejecutiva del negocio. Error.
La televisión mira por ella, no por el fútbol, y el fútbol lo permite y, encima, lo defiende. Ahora pone horarios que perjudican al aficionado y le roba la radio, pero no pasa nada, se apoya todo porque pagan. Y pagan mal, porque, de hecho, se quejan del reparto. ¿Quién lo entiende? El próximo partido, Athletic - Osasuna, se jugará un lunes a las 21.00 horas. Muchos aficionados rojillos no pueden viajar a verlo y encima intentan privarles de que los escuchen por la radio.
La reacción del aficionado que no sea del Madrid o Barcelona acabará por ser la de rechazo al comportamiento de sus clubes. Sus propios dirigentes les ponen pegas para seguir a su equipo. Y a menos apego del aficionado con el club, peor relación, menor masa social. Y con menos masa social, menos pasta de las teles. Y ya te tienen trincado. Eres un invitado inevitable para que se vean los partidos del Madrid y Barcelona. Y no te puedes quejar.
Y todo por perder tu real objetivo. Tu cliente es el aficionado, cuando tengas muchos, serás un club fuerte, serás un producto más vendible y empezarás a hacerte valer y tomar las decisiones que interesen a tu gente. Porque no se puede olvidar que en el caso de algunos clubes deportivos, los propietarios son los socios y a ellos no se les puede hacer daño.
Para terminar, sobre lo de las fotos del sponsor por la radio. Las radio congregan durante el fin de semana unos 5 millones de personas. La mención "Vamos al Reyno de Navarra" se repetía unas 15 o 20 veces por emisora y partido. Eso ya no sucede. El patrocinio de Osasuna con el Gobierno ha perdido durante tres partidos 20 impactos publicitarios sobre 5 millones de personas. Si alguien sabe de esto, que eche cuentas de la pérdida originada por la falta de decisión del club. Yo, y más en época de recortes, bajaría, y mucho, el importe por ese acuerdo de patrocinio. ¿Lo verá alguien en Osasuna? En el Gobierno ya han tomado nota...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada